Friday, March 05, 2010



Carlos Ignacio me pidió que amplie mi concepto del "disfrute".Pues puede ser algo tan simple como comerse una porción de chocolate sin sentir culpa y disfrutarlo al máximo, sin pensar en los gramos que aumentará nuestra silueta.
Los que tenemos entre 50 y 60 años, fuimos educados para sentirnos culposos hagamos lo que hagamos.Si nos acostamos tarde, no habremos descansado lo suficiente esa noche, si estamos de vacaciones, pensamos en lo que nos espera cuando se acaben.
Si saliamos dejando los niños al cuidado de terceros, no nos sentíamos suficientemente buenos padres.Así la lista sería interminable.Hoy no hay niños que esperan,así que pueden invitarme al cine que no sentiré culpa de regresar tarde, o a comer chocolate o a ambas cosas, tal sea mejor? :-)

6 comments:

Man said...

Pues ya está bien de represiones y culpas. Date un buen homenaje y mañana otro.
Yo casi todos los días me tengo que tomar un poco de chocolate después de comer o cenar. Procuro cuidarme pero tampoco pretendo ser el más estilizado del cementerio.

El Blog de Clau said...

Man,el chocolate es solo un ejemplo, puede ser una salida con amigos, un paisaje,una velada etc.La idea es tener cociencia plena del derecho a disfrutar y hacerlo.

Carlos Ignacio said...

Un buen inicio de tema, Clau.

Seguramente este es un asunto más importante de lo que solemos creer.

No nos permitimos disfrutar asi como asi, parece que tenemos instalado un sargento en la cabeza que nos recuerda todo aquello que hicimos mal, o en los peligros que suponen los placeres sencillos de la vida.

Es terrible pensar que no somos todo lo felices que podemos ser, que parte del sufrimiento nos lo infringimos nosotros mismos.

Gracias por seguirme un poco el rollo ;-)

josefina said...

Es verdad tengo 65 años y siempre pienso que tengo que dar esplicaciones, hasta que me doy cuenta de que no es asi, me puedo comer el chocolate.
Un abrazo

Man said...

El homenaje no era solo de chocolate. Es hacerle una fiesta a tu cuerpo serrano.
Felices vacaciones, por ejemplo ;-)

Antoniatenea said...

Clau en catalán es llave, creo que has dado con la llave de la felicidad, tratar de comer chocolate sin sentir culpa, tratar dedejar un dia de hacer lo que tienes que hacer porque necesitas una pausa, porque necesitas escucharte a ti misma y el ruido y el trajín de tu alrededor te está sobrepasando. Qué razón tines en la educación que se nos dió, yo tengo 52 y pesó mucho, ahora tengo la mente creo mucho más abierta a ser yo la que decide qué voy a hacer en cada instante, claro , siempre que es posible y no dañe a nadie.Aunque el concepto de dañar a alguien lo podríamos matizar en muchos debates. Un placer leer tu blog.Y grácias por leer el mío.
Besos!