Wednesday, September 01, 2010



Durante uno de mis diarios paseos, suelo ver un señor muy longilineo y canoso, que suele pasear a su perro,uno parecido al de la foto.El buen señor,acostumbra darle pequeñas patadas a su perro para indicarle el camino(lo lleva suelto).Realmente,admito que esta entrada es una catarsis,ya que desde la primera vez que lo vi estuve tentada de preguntarle si a el le gustaría que lo guien de esa manera.En tal caso,yo me ofrecería,para darle unos cuantos golpes con mi bastón.Pero como las reglas de urbanismo me impiden una cosa y la otra,solo me queda rogar,que use internet, que visite mi blog y que se entere que opino que es un asqueroso "ser humano",llamarlo animal,sería injusto,nunca vi un perro hacer eso.

2 comments:

Susana Terrados Sánchez said...

Solo de pensarlo me pongo "amarga", pero qué gente hay en eeste mundo. Y digo yo si no quieren al amigo-compañero ¿para que lo tienen? Mira que te entiendo...qué tentación la de ese bastón.
BEsotes.

Man said...

Hay perros que sacan a sus dueños a pasear. Había que hacer un test psicológico a lo compañeros de los animales de compañía para ver si estos son dignos de ser amigos de ellos.
He visto dueños con muchas menos neuronas que sus perros.
La pirámide de la jerarquía no demuestra nada.
Un abrazo