Thursday, September 16, 2010

Último viernes de verano



Mañana,será el ultimo viernes de este verano en el hemisferio norte.Esto es el vivo ejemplo de que la felicidad de unos,en todos los órdenes, hace la infelicidad de otros.Ya,que mi querida gente del hemisferio sur,está mas cerca de la primavera.
También una prueba del equilibrio de la naturaleza,cuando unos festejan la llegada de la primavera,otros nos preparamos para sacar a relucir nuestros abrigos.
Los que estamos aquí en el norte, debemos ver el lado positivo,a los que nos gusta escribir,o tejer,seguramente encontraremos mas momentos para hacerlo.
Más tiempo dedicado a ver espectáculos,menos pereza para cocinar comidas mas elaboradas,para la charla con amigos,enfín que es cuestión de encontrarle a cada estación su encanto y a cada circunstancia de la vida también.

6 comments:

Susana Terrados Sánchez said...

Es precioso, claro que si, encontrarle todo lo positivo del otoño y del invierno. Además puedes taparte bajo una frazadita y sentirte cobijada mientras compartes con nosotros con cariño.
Besotes

Man said...

Y tú que ya has vivido en los dos hemisferios ¿que diferencias hay? Pasar la Navidad sin nieve y sin frío para nosotros es como si no fuera Navidad.
Un abrazo

Mariana said...

Por suerte en la Naturaleza siempre está el equilibrio, la armonía...sólo falta "agudizar" nuestros sentidos para hallar la belleza, el encanto en cada uno de sus sucesos.
¿Qué tal si algunas veces me mandas un poquito de brisa fresca y yo el perfume de las flores ? ...ya sé...no me olvidé: "lilas y violetas".
Cariños Clau'

El Blog de Clau said...

Man,he pasado dos navidades"Europeas"a lo largo de mi vida.En efecto, creo que el frío influye en las costumbres.Allá, el 24 a la noche y el 31, tienen un cierto parecido.En general, se festeja en la casa,con una cena especial.Y después de medianoche, se pasa de sorpresa a saludar por la casa de varios amigos del pueblo(esta es una costumbre,de pueblo, y no de Buenos Aires).Están los que recibieron muchos invitados para la cena, y despues de medianoche reciben "extra".Acá nos congelaríamos si saliésemos tan tarde, y se que no existe el hábito de caerle por sorpresa a la gente.Por contrapartida, el 25 no se festeja casi, en general, la gente se reune extenuada, a comer lo que quedó del 24, igual con el 1º.De aquí disfruto como un crío la decoración prefiestas, de tiendas y calles.Tal vez porque viví por años en un pueblo.De todos modos volviendo al clima,invita mas al festejo con nieve.Nosotros con 37º, le ponemos copos de algodon al arbol navideño para simular nieve, que incoherencia no?

El Blog de Clau said...

Te acordás Mariana, del "después de 12 pasen, o pasamos,pero que hacemos hablando de navidad, si recien estamos empezando otoño y primavera respectivamente?:-)
Besotes
Clau
PD:flores todas,el de mi peonía sin duda,te acordás que florecía para mi cumple?

El Blog de Clau said...

Susana, hubo un tiempo de mi vida en que el otoño me "bajoneaba"mucho, como decimos en Argentina.Hoy, estoy tratando de disfrutar cada cosa que me da la vida.
Besotes
Clau